ETIQUTAS: Franklin LópezLucasSermones Generales

El niño que nació en un pesebre no se quedó allí, Jesús creció, murió y resucitó para salvarnos de nuestros pecados.