ETIQUTAS: Huascar De SalasIsaíasSermones Generales

«Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados» (Isaías 53:5. RVR1960).