ETIQUTAS: Epístola de SantiagoMiguel Ángel CastilloSantiago

La obediencia a la Palabra de Dios es tan importante como la debida atención a ésta. Sin la obediencia, la Palabra no sólo deja de tener beneficios para nosotros, sino que también se convierte en juicio.